Técnica de interpretación para guías

Agencia de viajes
Escuche este post

En la planeación de una actividad guiada,  luego de definir qué se quiere hacer en el territorio, se plantear cómo hacerlo realidad. Para ello existen las técnicas en la interpretación, las cuales buscan ilustrar al público ya sean turistas o visitantes, además ayudan a romper el hielo, comunicándonos de forma más amena, haciendo que el público participe y se sienta motivado.

Algunas de ellas son:

Cuestionamiento:

se pueden formular preguntas sencillas, con el fin de conocer que tanto saben los visitantes del tema o lugar. Pueden ser preguntas que lleven a la reflexión y permitan un debate como: ¿Se imaginan como era este lugar ante de ser urbanizado?, ¿Cuáles eran los alimentos principales de nuestros abuelos?

Juegos:

Es posible iniciar las actividades con un juego, de presentación o rompe hielo. También utilizar adivinanzas, canciones, acertijos, entre otros, y estas pueden ser asociadas al tema central de la visita. Ejemplo:

Anécdotas e historias personales:

Toda la interpretación podría basarse en contener historias y anécdotas preparadas por el guía, pero también debe solicitar anécdotas e historias personales a los visitantes durante una presentación. Manejando los tiempos, ya que algunos visitantes pueden contar historias muy largas.

Acertijos, rompecabezas y evaluaciones:

Pueden ser provocativos e inclusive provocar suspenso si se retine la respuesta hasta que termine o avance la presentación.

Arte de naturaleza:

Que los visitantes creen arte con tintes naturales, pinturas, objetos naturales del bosque o que dibujen objetos del ambiente, que están visitando, es un ejercicio que invita a la sensibilización y a la experimentación del uso de materiales, frente a las habilidades del visitante.

Mediciones y experimentos:

Frecuentemente, cuando los visitantes experimentan la naturaleza mediante muestreo, pruebas, experimentos, o también tocan objetos, logran aprender más sobre la experiencia de palpar o ver. Un ejemplo es cuando visitamos un taller artesanal y vemos como se fabrica un producto como el fique, se aprende de los materiales, de las técnicas de elaboración, de las personas que lo elaboran, y la experimentación termina siendo una experiencia. Ejemplo:

Competencia:

una pequeña dosis de competencia sana, como generar concursos, premiar alguna actividad, es un ejercicio motivador, lleva a los visitantes a recordar y a procesar la información de forma divertida.

Cinco sentidos:

muchas veces solo exploramos el sentido de la vista, es posible generar actividades donde se experimente los demás sentidos, por ejemplo: caminar con los ojos vendados, probar nuevos sabores, identificar aves a ciegas, esto hace que la experiencia sensitiva sea mucho más rica. Ejemplo:

Dramatizaciones:

Los guías pueden actuar y hacer representaciones, pero también pueden reclutar voluntarios para que imiten ciertos fenómenos observados. Los visitantes disfrutan mucho ver a sus semejantes en acción. Ejemplo:

Imágenes guiadas:

Un guía puede llevar a los visitantes a través de una situación imaginativa mediante narrativa descriptiva. ¿No hay una cascada cerca? Que los visitantes cierren los ojos y escuchen una descripción bien hecha.

Descubrimiento guiado:

En vez de narrar o describir algo, podemos hacer que los visitantes lo descubran por sí mismos. Un ejemplo: ¿le gustaría probar esto? Vamos a elaborar queso, les proporcionamos los materiales y el visitante vive la experiencia y descubre a través de los sentidos. Ejemplo:

Demostraciones:

Un guía puede demostrar casi cualquier cosa, desde animales vivos, pasando por procesos volcánicos, hasta el comportamiento humano. En las demostraciones se pueden aprovechar todos los medios disponibles.

Objetos ilustrativos:

Estos artículos ayudaran a ilustrar objetos reales u objetos y fenómenos que los visitantes no pueden observar directamente, (mediante accesorios).

 Charlas:

Tanto formales como impromptu, los guías pueden facilitar charlas sobre cualquier tema.

 Asistencia:

quizás el guía deba sostener un objeto, leer un párrafo, revisar algo o ayudar a administrar un grupo dándole seguimiento. Pídale a un visitante que haga dichas acciones, para que se sienta involucrado.

Conversación:

los guías deben conversar con los visitantes antes que empiece la presentación, entre paradas y después, para fomentar las relaciones y aumentar la participación.

Representaciones:

Los guías pueden hacer representaciones de danza, canciones, manejo de animales, instrumentos musicales y hacer participar a los visitantes.

Si esta interesado en conocer más sobre la interpretación del material, lo invitamos consultar el modulo “interpretación del patrimonio”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!